“The Pseudo-Scientific Study of Oceanic Neo-Cryptid Zoology”, The Light in the Ocean.

La música también es química y su protagonismo late en la inspiración creadora del músico, nunca te has sentido hechizado por los sonidos de un tema, o de todo un álbum? Los sonidos se acomodan en nuestro sistema límbico y desde allí estimulan nuestras emociones, muy cercanas a la felicidad y al encantamiento que ejercen sobre los sentidos, esta entrada trata sobre mi exploración de uno de esos generadores de tesoros sonoros, la banda creadora es The Light in the Ocean, de Minnesota, EE.UU., y el disco en cuestión, editado en el año 2020, “The Pseudo-Scientific Study of Oceanic Neo-Cryptid Zoology”, todo él es un viaje plagado de maravillosos sonidos y curiosidades que he descubierto en algunos de sus tramos, que procedo a relatar.

Mi exploración seguramente no llega a dilucidar todos los “códigos” que curioseando la obra he encontrado, uno de ellos por ejemplo es el nombre que lleva el álbum que traducido al español sería “El estudio pseudo-científico de la zoología oceánica neocríptica”, y aunque aún sigo buscando los animales ocultos dentro de la misma haré un relato de su música y las singularidades halladas en los temas correspondientes, que son parte de este maravilloso disco.

En el aspecto musical la obra es considerada de estilo rock prog o electric prog, con alguna pincelada jazzera y es de una escucha tan agradable que ha formado “carne” en mi memoria alojándose con sus sonidos, las bases creadas por los tambores y el destacado bajo dan profundidad al concepto sonoro que se desarrolla en cada tema mientras los synth se encargan de armar atmósferas sutiles, melódicas y climáticas muy hermosas, las guitarras dimensionan los estilos que por momentos se despliegan metaleras, o prolongan los climas del tramo dándole una perspectiva más extensa, perspectivas éstas que las voces se encargan de aportarle las líricas y los coros creando el perfecto, armonioso ensamble.

La banda está conformada por sus dos creadores-compositores-productores, Jared Emery , guitarras, voz, synth; Jacob Ewerth, tambores, voz, synth; más Chris Lyons en bajo, voz, synth. Contando con los siguientes músicos invitados: Stephen Decker en violín, Chris Frankhauser, coros y Michelle Zeto y Rusty Detty en las voces de los diálogos.

“33-55-37”, hace la presentación-apertura con bases destacadas y synth melodioso, desarrollando un intermedio en guitarra metalera muy dinámico retomando en su último tramo la modalidad con que abrió el hermoso tema. “Beat Thief” es una de las singularidades a destacar, con un maravilloso piano en su comienzo suma dinámicos y melodiosos sintetizadores para hacer lugar a las narraciones de fondo en las voces fem y masc de Michelle Zeto y Rusty Detty, correspondiendo las mismas al videojuego “Thief” siendo este un diálogo de extractos o crónicas de sus personajes, pero allí no termina la singularidad ya que la música se corresponde con un tema creado por el mismo Jacob Ewert en su disco solista “2L33P” (Sleep) titulado igualmente “Thief” aunque en este tiene un desarrollo distinto, con la misma melodía pero en otro tiempo, ritmo y estilo, jazzero, muy hermoso también!

“Cofee Stains”, me encantan esos tambores y el bajo, de atmósfera melancólica vocalizada, muy bello! Y ese título? “HM&mlphbwa”, a no desesperar que todo tiene sentido cuando vemos que son las letras iniciales de las palabras “He-Man & my little pony have become worthy adversaries”, tiene lógica ya que está comprimido, y corresponde al enfrentamiento épico entre He-Man, She-Ra, Pink Rainbow Unicorn, Skeletor, Henchman, Black and Yellow Unicorn, Pink and Purple Unicorn y White and Pink Unicorn, nada menos, y a no perderse el divertido video que puede verse por medio de Youtube, en al aspecto musical es un melodioso y etéreo tema, que pasando por un pequeño tramo rockero desarrollado por una guitarra metalera retoma el estilo con que comenzó coreado por un dúo de voces climático, sublime.

“Biehn’s Theme”, los seguidores de Terminator lo tenemos claro ya que es el soundtrack de una de sus películas en la muy buena versión particular de la banda, el tema original es conocido como “Main Theme”, y Michael Biehn uno de sus actores principales, de allí la adaptación del título.

“Memories Intact” es un tema agradablemente pegadizo, voz y coros le dan la lírica al estribillo apoyado por los tambores que en su redondeo la guitarra y los sintetizadores le aportan hermosos diálogos sonoros. “Sentimental Astronaut” es emocional, el tema más nostálgico de la obra de un comienzo pausado, lento que eleva su energía con el aporte de las tres modalidades de las guitarras, destacadas, que en sus distintos formatos sonoros se armonizan y suenan maravillosas, uno de mis favoritos de la obra. El cierre lo hace el tema más extenso de la obra, “Hamilton Big Boys” – que también tiene su “mellizo” en el disco solista de Jacob Ewert – en el mismo participan la voz invitada de Chris Frankhauser, siendo este el segundo tema en que lo hace, y el violín de Stephen Decker, el mismo se desarrolla en una doble faz estilista, la voz, bellos coros, hermosos tramos del violín, piano y guitarra van sumando la energía con sus participaciones para sobre el último tramo apostar todo en un juego final en que la guitarra despliega su último naipe en un melancólico cierre.

Una mención para el hermoso arte de portada que es obra de Serene Ilustrations, enmarcado digitalmente por Jordan Ewert, excelente. Para concluir, un agradecimiento a mi colega técnica, Mamut, con la cual disfrutamos explorando los códigos detrás de las singularidades de las temáticas de la obra… aunque sospecho que hay oculto mucho más por allí.